ENCUESTA TERMALISMO Y COVID (Diciembre-2020)

Desde Tribuna Termal se ha llevado a cabo una encuesta (entre mediados de octubre y finales de noviembre) entre los balnearios españoles, con el objetivo de analizar la incidencia de la pandemia COVID-19 en el termalismo, uno de los sectores más castigados de nuestro ámbito turístico.

La iniciativa pasaba por recabar las opiniones e inquietudes más relevantes que nos permitieran acercarnos, en la medida de lo posible, a la situación de los balnearios españoles ante esta realidad tan anómala por la que estamos atravesando, a la vez que pedíamos ideas y propuestas de cara a afrontar el futuro del negocio termal.

Queríamos dar la oportunidad de que el sector se manifestase de una manera directa ya que se puede teorizar todo lo que se quiera, pero es fundamental escuchar las distintas voces de los empresarios, los directores médicos, los directores de los establecimientos…, ya que en definitiva son los que viven la problemática diaria.

Las respuestas recibidas han representado un 40% del sector y ha habido unanimidad en agradecer la iniciativa y en animarnos a seguir realizando este tipo de actuaciones que acaben materializándose en propuestas serias sobre el futuro de los balnearios.

Entre las diferentes ideas aportadas se hace especial hincapié en la de adaptar los balnearios como centros para los afectados por la COVID, con programas de rehabilitación para los afectados por los confinamientos, para aliviar las secuelas posteriores a la enfermedad, así como para el descanso de los profesionales implicados en la atención a pacientes durante la pandemia.

Conclusiones de la encuesta

La cancelación del Programa de Termalismo del Imserso ha sido un duro golpe para la mayoría de los balnearios españoles, no tanto por lo que ha podido significar en esta campaña, que la mayoría dio por perdida casi al principio de la pandemia, sino por la incertidumbre de su nueva puesta en marcha, con todas las complejas negociaciones que se prevén para activarlo de nuevo.

Los establecimientos dependientes en un amplio porcentaje de los programas sociales decidieron no abrir sus puertas al final del confinamiento, a pesar de los protocolos específicos para la prevención de la COVID-19.

La mayoría coincide en que las noticias positivas sobre las vacunas y los distintos avances en cuanto al conocimiento y tratamiento de la pandemia parecen ser indicadores suficientes para que en marzo de 2021 se empiece a recuperar la actividad en los balnearios.

La alta dependencia del termalismo español de programas subvencionados (a nivel estatal, autonómico, provincial y local) ha puesto en peligro al sector y sembrado la desesperanza del empresariado, que no dispone de una estrategia cohesionada ni de planes alternativos que les permita hacer frente a esta u otras contingencias.

En resumen, la mayoría coincide en que el sector tiene que abordar una profunda transformación si quiere asegurar no solo su fortalecimiento sino su continuidad, y la “nueva realidad” que se vislumbra podría ser una excelente oportunidad.

A la vista de las diferentes propuestas para poner en marcha de una manera renovada y fortalecida el sector balneario las ideas son muchas y muy diversas:

• Ampliar y diversificar el abanico de prescriptores, así como los productos ofertados.

• Mantener y potenciar los Programas de Termalismo Social, pero siendo menos dependientes de los mismos.

• Recuperar el sentido terapéutico y retomar la prescripción médica implicando adecuadamente a los médicos de atención primaria.

• Potenciar los servicios médico-terapéuticos de los balnearios, tanto en medios como en profesionales.

• Renovar el concepto decimonónico del balneario y promocionar la calidad del agua mineromedicinal, tanto como recurso geo-minero como sanitario.

• Invertir en estudios que avalen la eficiencia de los tratamientos termales.

• Incluir los tratamientos termales en el Sistema Nacional de Salud.

• Financiar o cofinanciar los tratamientos mediante seguros privados.

• Mejorar la credibilidad de los balnearios como Centros Sanitarios y producir datos sanitarios, número de pacientes, resultados, seguimientos…

• Convertir los balnearios en centros para los afectados por la COVID-19.

• Aprovechar las carencias que el Sistema Sanitario ha demostrado con la actual pandemia para convertir los balnearios en Centros de Cuidados.

• Habilitar programas de Prevención y Promoción de la Salud para la población.

• Aprovechar el entorno natural en el que se ubican la mayoría de los centros para revindicar el “poder sanador de la naturaleza” y su efecto positivo sobre el sistema Inmunológico.

• Ofertar ocio saludable en entornos naturales así como actividades educativas, formativas o profesionales.

• Cooperar entre distintos centros para elaborar protocolos, incorporar pacientes, evaluar resultados, etc.

• Establecer contactos con Universidades, Centros Sanitarios, Asociaciones de Pacientes y Usuarios, Aseguradoras, etc.

• Mejorar la tecnología y la digitalización.

2 comentarios sobre “ENCUESTA TERMALISMO Y COVID (Diciembre-2020)”

  1. La apuesta del sector, además de por las diferentes propuestas a través de la Salud, debe evolucionar a un concepto más actual centrado en el bienestar, el relax y el descanso, la puesta en valor del entorno y actividades complementarias atractivas, la sostenibilidad total del sector y gastronomía de cercanía y calidad.
    Hay que refrescarse y renovarse urgentemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *